Colmillos Impactados

Un diente impactado simplemente significa que está “bloqueado” y no puede hacer erupción para funcionar. Los pacientes desarrollan con frecuencia problemas con el cordal (muelas de juicio o tercer molar). Estos dientes quedan “bloqueados” en la parte posterior de la mandíbula y pueden desarrollar infecciones dolorosas, entre toda una serie de problemas (ver Procedimientos en Cordales). Puesto que rara vez hay una necesidad funcional de las muelas del juicio, ellas son generalmente extraídas si desarrollan problemas. El canino maxilar (colmillo superior) es el segundo diente más común a ser retenido. El colmillo es un diente crítico en la arco dental y desempeña un papel importante en la “mordida”. Los colmillos son dientes cortantes muy fuertes y tienen las raíces más largas de cualquier diente humano. Están diseñados para ser los primeros dientes que tocan cuando las mandíbulas se cierran así que guían al resto de los dientes en la mordida correcta.

Normalmente, los colmillos son los últimos de los “dientes del frente” a erupcionar en su lugar. Generalmente lo hacen alrededor de 13 años de edad y causan que cualquier espacio que queda entre los dientes delanteros superiores que se cierren más juntos. Si un diente canino queda retenido, se hacen todos los esfuerzos para hacerlo erupcionar en su posición apropiada dentro del arco dental. Las técnicas involucradas para facilitar la erupción pueden ser aplicadas a cualquier diente retenido en el maxilar superior o inferior, pero más comúnmente se aplican a los dientes colmillos superiores. Sesenta por ciento de estos dientes retenidos se encuentran en el lado palatino (techo de la boca) de la arcada dental. Los dientes retenidos restantes se encuentran en medio del hueso de soporte, pero están atrapados en una posición elevada, por encima de las raíces de los dientes adyacentes, o al lado facial del arco dental.

EL RECONOCIMIENTO TEMPRANO DE DIENTES impactados ES LA CLAVE PARA UN TRATAMIENTO EXITOSO

Cuanto más viejo el paciente más improbable que un colmillo afectado erupcione por fuerzas naturales solas, incluso si el espacio está disponible para que el diente quepa en el arco dental. La Asociación Americana de Ortodontistas recomienda que se realice una radiografía panorámica, junto con un examen dental, en todos los pacientes dentales en la edad de siete años para contar los dientes y determinar si hay problemas con la erupción de los dientes permanentes. Es importante determinar si están presentes todos los dientes adultos o si falta algún diente permanente.

Este examen es realizado generalmente por su dentista general o higienista que le referirá a un ortodontista si se identifica un problema. El tratamiento de un problema como este puede implicar que un ortodontista coloque brackets para abrir espacios, permitiendo la correcta erupción de los dientes definitivos. El tratamiento también puede requerir la derivación a un cirujano oral para la extracción de dientes excesivamente retenidos o dientes permanentes seleccionados que están bloqueando la erupción de los colmillos muy importantes. El cirujano oral también tendrá que quitar cualquier diente extra (dientes supernumerarios) o crecimientos que estén bloqueando la erupción de los dientes adultos.

Si se despeja el camino para la erupción y el espacio es abierto a la edad de de 11-12 años, hay una buena posibilidad que el colmillo retenido entrará en erupción con ayuda de la naturaleza. Si al colmillo se le permite desarrollarse demasiado bajo la superficie (a la edad de 13-14 años), el colmillo afectado no erupcionará por sí mismo, incluso con el espacio despejado para su erupción. Si el paciente es mayor (más de 40), hay una posibilidad mucho mayor de que el diente se fusione en posición. En estos casos, el diente no cederá a pesar de los esfuerzos del cirujano oral y ortodontista para que erupcione en el lugar que le corresponde. Lamentablemente, la única opción a esa altura es extraer el diente retenido y considerar un tratamiento alternativo para reemplazarlo en la arcada dental (corona en un implante dental o un puente fijo).

¿QUÉ SUCEDE SI EL COLMILLO NO ERUPCIONA CUANDO DISPONE DEL ESPACIO ADECUADO?

En los casos donde los colmillos no erupcionan espontáneamente, el ortodontista y cirujano oral trabajarán juntos para conseguir llevar estos dientes a poder hacerlo. Cada caso debe ser evaluado en forma individual, pero el tratamiento generalmente implicará un esfuerzo combinado entre el ortodontista y el cirujano oral. En el escenario más común, el ortodontista colocará brackets en los dientes (por lo menos el arco superior). Se abrirá así un espacio para dejar lugar afín de que el diente retenido se mueva a su posición correcta en el arco dental. Si el colmillo de leche aun no ha caído, generalmente se lo deja en su lugar hasta que esté listo el espacio para el colmillo adulto. Una vez que el espacio está listo, el ortodontista referirá al paciente al cirujano oral para exponer y colocar braquets en el colmillo retenido.

En una sencilla intervención quirúrgica realizada en la oficina del cirujano, se levantará la encía en la parte superior del diente impactado para exponer el diente ocultado debajo. Si hay un diente de leche presente se eliminará al mismo tiempo. Una vez que se expone el diente, el dentista adherirá un soporte ortodóntico al diente expuesto. El soporte tendrá una cadena de oro en miniatura unida a él. El cirujano oral guiará la cadena hacia el arco de alambre ortodóntico donde se fijará temporariamente. A veces el cirujano dejará el diente retenido expuesto y totalmente al descubierto al suturar la encía por encima del diente, o haciendo una ventana en la encía que cubre el diente. La mayoría de las veces la encía será devuelta a su lugar original y suturada con sólo la cadena visible al salir por un pequeño orificio en la encía.

Poco después de la cirugía (1-14 días) el paciente volverá al ortodontista. Una banda de caucho se unirá a la cadena para poner una ligera fuerza de tracción eruptiva en el diente retenido. Esto comenzará el proceso de mover el diente a su lugar apropiado en el arco dental. Este es un proceso cuidadosamente controlado, lento, que puede tomar hasta un año para ser completado. Recuerde, el objetivo es que erupcionen los dientes impactados y no extraerlos. Una vez que el diente se ha movido dentro del arco en su posición final, se evaluará la encía alrededor de él para asegurarse de que es lo suficientemente fuerte y saludable para una vida de masticación y el cepillado de dientes. En algunas circunstancias, especialmente aquellas donde el diente tuvo que ser trasladado una larga distancia, puede haber alguna “cirugía de encías” menor, necesaria para agregar volumen al tejido gingival sobre el diente reubicado, para que permanezca sano durante el funcionamiento normal. Su odontólogo u ortodontista le explicará este procedimiento si se aplica a su situación específica.


Exposure and Bracketing of an Impacted Cuspid


Estos principios básicos pueden ser adaptados para aplicarse a cualquier diente retenido en la boca. No es raro que ambos caninos maxilares cúspides estén retenidos. En estos casos, el espacio en la arcada dental se preparará en ambos lados a la vez. Cuando el ortodontista esté listo, el cirujano expondrá y les dará apoyo a ambos dientes en la misma visita para que el paciente sólo tenga que recuperarse de una cirugía. Porque los dientes anteriores (incisivos y caninos) y los dientes premolares son pequeños y tienen raíces individuales son más fáciles de erupcionar que los dientes molares posteriores, si ellos quedan retenidos. Los molares son los dientes más grandes y tienen múltiples raíces, más difíciles de mover. Las maniobras de ortodoncia necesarias para manipular un diente molar retenido pueden ser más complicadas debido a su localización en la parte posterior del arco dental.

Estudios recientes han revelado que con la identificación temprana de dientes caninos retenidos (o cualquier otro diente retenido, aparte de las muelas del juicio), se debe iniciar el tratamiento a una edad más temprana. Una vez que el dentista general o higienista identifica un problema potencial de erupción, el paciente debe ser referido al ortodontista para evaluación temprana. En algunos casos el paciente será derivado al cirujano oral incluso antes de que ortodoncia se aplique a los dientes. Como se mencionó anteriormente, se le pedirá al cirujano que quite los dientes de leche retenidos o dientes adultos seleccionados. También quitará cualquier diente adicional o crecimientos que están bloqueando la erupción de los dientes adultos en vías de desarrollo. Finalmente, se le puede pedir simplemente que exponga un colmillo afectado sin colocar un soporte o una cadena en él. En realidad, esto es un procedimiento quirúrgico más fácil de realizar que tener que exponer y apoyar el diente retenido. Esto estimulará alguna erupción para que ocurra antes de que el diente quede totalmente retenido (atorado). Cuando el paciente está en la edad apropiada para que el ortodontista aplique braces a la arcada dental, el colmillo habrá erupcionado lo suficiente para que el ortodontista pueda enlazar un soporte a él y moverlo a su lugar sin necesidad de forzar su erupción. Esto ahorra tiempo para el paciente y significa menos tiempo en ortodoncia (siempre un plus para cualquier paciente).

QUÉ ESPERAR DE LA CIRUGÍA PARA EXPONER & SOSTENER DE UN DIENTE impactado

La cirugía para exponer y colocar brackets en un diente retenido es un procedimiento quirúrgico muy sencillo que se realiza en la oficina del cirujano oral. Para la mayoría de los pacientes, se realiza con anestesia local y gas de la risa. En casos seleccionados será realizada bajo sedación intravenosa si el paciente desea estar dormido, pero esto generalmente no es necesario para este procedimiento. Para este procedimiento están previstos aproximadamente 75 minutos si un diente siendo expuesto con brackets y 105 minutos si ambas partes requieren tratamiento. Si el procedimiento requiere sólo exponer el diente sin colocar brackets, se acortará el tiempo requerido por la mitad. Estos temas se discutirán en detalle en su consulta preoperatoria con su médico. (Usted puede referirse también a instrucciones preoperatorias bajo instrucciones quirúrgica en este sitio web para una revisión de los datos).

Usted puede esperar una cantidad limitada de sangrado de los sitios quirúrgicos después de la cirugía. Aunque habrá algunas molestias después de la cirugía, la mayoría de los pacientes encuentran Tylenol o Advil más que suficientes para controlar cualquier dolor que puedan tener. Dos o tres días después de la cirugía suele haber poca o ninguna necesidad de medicación. Puede haber algo de hinchazón por sostener el labio para visualizar el sitio quirúrgico; esto puede minimizarse mediante la aplicación de compresas de hielo en el labio por la tarde después de la cirugía. Se recomienda una dieta suave y blanda al principio, pero puede retomar su dieta normal tan pronto como usted se sienta cómodo masticando. Se aconseja evitar alimentos afilados, como galletas y chips, que pueden irritar el sitio quirúrgico si lastiman la herida durante la cura inicial. Su médico lo verá siete a diez días después de la cirugía para evaluar el proceso de curación y asegurarse de que usted está manteniendo una buena higiene oral. Usted debe planear ver a su ortodontista dentro 1-14 días para activar el proceso de erupción (aplicando la banda de goma adecuada a la cadena en su diente). Como siempre, su médico está disponible en la oficina y puede ser contactado después de horas si algún problema surgiera después de la cirugía. Si tiene alguna pregunta, simplemente llame a Cirugía Oral y Maxilofacial El Señorial al Cirugía Oral y Maxilofacial El Señorial Phone Number 787-455-8111 / 787-705-5199 de tener alguna duda.